Usted está aquí

La obra de la semana #152

Composición con ninfa alada ante la salida del sol
Lunes, 22 Julio, 2019

La obra de la semana es 'Composición con ninfa alada ante la salida del sol' (1887), del artista Alexandre de Riquer y Anglada (1856-1920).

La llegada a Cataluña de la corriente del Simbolismo renovó las temáticas del arte catalán de finales del siglo XX y lo llenó de hadas, ninfas y otros elementos fantásticos y sobrenaturales. El movimiento simbolista, nacido en Francia como reacción al Realismo y el Naturalismo, defendía que el arte tenía que ir más allá de la realidad objetiva y representar todo lo que el ojo humano no podía ver: los sentimientos, la espiritualidad , la imaginación y el mundo de los sueños. En Cataluña esta corriente convergió con el Modernismo y se hizo fuerte en los círculos artísticos más dinámicos y abiertos a las novedades europeas. Entre los principales creadores que se adhirieron había Santiago Rusiñol, Josep Llimona o Alexandre de Riquer.

De Riquer es uno de los artistas más polifacéticos del Modernismo catalán y una de las figuras clave que contribuyó a conectar esta corriente artística con el Art Nouveau europeo. Atento a todas las novedades que observaba en sus viajes a París y Londres, Riquer introdujo en Cataluña la moda del cartelismo y la estética y los modelos del hermandad prerrafaelita y las Arts and Crafts. Su amplia actividad artística se centró sobre todo en la ilustración, especialmente de carteles y de ex libris, y en la decoración de interiores, a la que está vinculada buena parte de su obra como pintor. Es el caso, por ejemplo, del panel que presentamos hoy.

'Composición con ninfa alada ante la salida del sol' formaba parte de un conjunto de 8 paneles ornamentales pintados al temple sobre tela y decorados con figuras femeninas fantásticas y elementos vegetales. El que presentamos nos muestra una ninfa alada que contempla la salida del sol. Las ninfas eran divinidades menores de la naturaleza que habitualmente estaban vinculadas a un paraje natural, ya fuera un río, un lago, un bosque o una montaña. Tanto por su carácter fantástico y simbólico como por su belleza evocadora, las ninfas serán uno de los seres sobrenaturales más representados por los artistas simbolistas, especialmente en obras de carácter decorativo como ésta. El conjunto de los 8 paneles destaca por la fuerte influencia del arte japonés, evidente en el protagonismo que tienen los elementos vegetales, todos de origen exótico, y en la reducción de las sombras hasta la mínima expresión para generar formas planas con contornos definidos.

La 'Composición con ninfa alada ante la salida del sol' es una de las obras que se comentan en la 'Danza de hadas y duendes', una actividad para niños y niñas de 4 a 7 años que el Museo Nacional ofrece a demanda durante los meses de julio y septiembre. Organice un grupo y venga a bailar con el museo!