Usted está aquí

La obra de la semana #156

Lunes, 16 Septiembre, 2019

La obra de la semana es 'Santa Coloma. El mercado' (1933), del pintor, escenógrafo, decorador y coleccionista Oleguer Junyent y Sans (1876-1956).

Oleguer Junyent es uno de los creadores más polifacéticos que encontramos en Cataluña en los primeros años del siglo XX. Hermano pequeño del también pintor y crítico de arte Sebastià Junyent, Oleguer dedicó buena parte de su trayectoria profesional a la realización de escenografías, después de haberse formado y trabajado junto a las principales figuras de esta disciplina: Fèlix Urgellés, Francesc Soler y Rovirosa y Mauricio Vilomara. Sus trabajos en este campo, como los decorados para óperas del Liceo, obtuvieron mucho eco y un gran reconocimiento en vida. Otra de las especialidades de Oleguer Junyent será la decoración de interiores, faceta que le reportó encargos muy relevantes, como las intervenciones en el Círculo del Liceo y la Casa Burés. Gran viajero y buen conocedor del mercado artístico, Oleguer también trabajó de anticuario y asesoró célebres coleccionistas como Lluís Plandiura o Francesc Cambó, a la vez que iba construyendo una colección propia reunida con muy buen criterio.

La pieza que presentamos hoy, 'Santa Coloma. El mercado', nos acerca a la obra pictórica de Junyent, seguramente su faceta menos conocida. Oleguer dibujó y pintar durante toda su vida, especialmente cuando viajaba, a pesar de que no era su ocupación principal. El año 1933, pero, el artista decide cerrar su carrera como escenógrafo y a partir de este momento centrará su atención en la pintura de caballete.

'Santa Coloma. El mercado', pintada justamente en este año tan decisivo, es mucho representiva de la producción sobre tela de Oleguer Junyent. Es una pintura de paisaje, el género predominante en su obra, ejecutada con una pincelada rápida y brillando que evita recrearse en los detalles, siguiendo el estilo de las notas rápidas que el artista hacía durante sus viajes. Como el título nos indica, la obra nos muestra la plaza de Farners de Santa Coloma de Farners durante la celebración del popular mercado semanal de los lunes. De la pintura nos llama especialmente la atención la luminosidad y los colores vivos, así como el ritmo tembloroso que transmiten las hojas de los árboles y los numerosos personajes que llenan la escena, apenas esbozados y ejecutados con rapidez.

Oleguer Junyent tenía su taller en la calle de Bonavista, en el barrio de Gracia de Barcelona. En este espacio, el artista fue disponiendo muchas de sus obras, así como buena parte de las piezas que fue adquiriendo como coleccionista, dotándolo de un encanto y una atmósfera muy especiales. Este estudio se ha mantenido prácticamente intacto y es uno de los pocos talleres de creadores catalanes de principios del siglo XX que se pueden ver tal como eran en vida del artista. Este mes lo visitan los #AmicsMuseuNacional, que descubrirán el espacio y podrán conocer la colección de artes decorativas y arte medieval recogida por el pintor. Todavía quedan plazas libres para algunas de las visitas programadas. No perdáis la ocasión de descubrir este espacio tan singular!

Más información de la obra, aquí.

Martí Casas i Payàs (@Tinet2puntzero)