Usted está aquí

Obra de la semana #173

San Antonio
Lunes, 13 Enero, 2020

La obra de la semana es el grabado 'Sant Antoni' (1519), del artista renacentista alemán Albrecht Dürer (1471-1528).

Albrecht Dürer es el máximo representante del arte del Renacimiento en Alemania y uno de los mejores grabadores de todos los tiempos. Sus estampas, de una gran calidad técnica y estilística, fueron difundidas de manera masiva en todo Europa y tuvieron una gran influencia en las diferentes escuelas artísticas desde el siglo XVI hasta el XIX. Su extraordinario dominio del arte del grabado es, seguramente, fruto de su formación en el taller de orfebrería de su padre, donde aprendió a usar la herramienta clave que comparten ambas técnicas: el buril. Dürer se encontraba muy cómodo con el grabado y, de hecho, su producción de estampas, situada en el entorno de 450 imágenes, es numéricamente muy superior a su obra pictórica, con unas 120 piezas conservadas.

El grabado que presentamos hoy es una de las estampas de temática religiosa realizadas por Dürer. El artista ha representado a San Antonio Abad leyendo un libro a las puertas de una ciudad situada encima de un cerro. El santo protagonista es uno de los eremitas más venerados por el Cristianismo y ha disfrutado de una gran popularidad desde la Edad Media. Su festividad se celebra justamente este viernes 17 de enero. Albrecht Dürer ha representado a san Antonio con sus atributos característicos: la larga barba, el hábito con la capucha, el bastón con la cruz y la campanilla, que servía al santo para echar los demonios que no lo dejaban nunca tranquilo. De manera singular y poco habitual, Dürer ha decidido mostrarnos un san Antonio leyendo, como prueba de su sabiduría y erudición. Antonio Abad aparece sentado al aire libre, a las puertas de una ciudad imaginaria que se despliega al fondo de la escena. El perfil de esta población está inspirado en la de un grabado anterior del mismo Dürer, 'Pupila Augusta', que el artista recupera y reelabora en esta estampa.

El grabado sobre San Antonio es una de las pocas estampas que Dürer realizó con la técnica del aguafuerte, que graba gracias al efecto de un ácido sobre una plancha de cocer, acero o zinc. El célebre artista trabajaba habitualmente con la xilografía, trabajando directamente con el buril sobre una plancha de madera. Como es habitual en las estampas de este artista, el grabado está datado y puerta bien claro su anagrama, A D, que certifica la autoría.

El aguafuerte dedicado a San Antonio Abad será una de las obras protagonistas de la 'Visita del mes' de este fin de semana para los #AmicsMuseuNacional, dedicada a los secretos del dibujo y del grabado. No os la perdéis!

Más información de la obra, aquí.

Martí Casas i Payàs (@Tinet2puntzero)