Usted está aquí

Obra de la semana #208

Fuente de la vida
Lunes, 26 Octubre, 2020

La obra de la semana es el tapiz 'Fuente de la vida' (1966), de la artista Aurèlia Muñoz Ventura (1926-2011).

'Fuente de la vida' es una obra emblemática de los inicios de la trayectoria de Aurèlia Muñoz, una reconocida artista vanguardista especializada en el arte del tejido y una de las máximas representantes en Cataluña de la corriente de la 'Nueva Tapicería', un movimiento internacional que reivindicaba el textil como un medio de creación y experimentación del arte contemporáneo.

Muñoz se inicia en el campo del arte a través del dibujo y la pintura, pero pronto centra su atención en las técnicas artesanales y tradicionales del tejido. La artista las estudia, experimenta y las actualiza hasta convertirlas en herramientas óptimas para la creación artística contemporánea. De este modo, eleva a la categoría de arte algunos métodos artesanales que hasta entonces eran vistos solo como una actividad doméstica y popular. Empleándolos, los reivindica y los pone en valor para evitar que se acaben perdiendo del todo frente a la progresiva mecanización e industrialización del textil.

A lo largo de su trayectoria, Aurèlia Muñoz no deja nunca de experimentar con técnicas y materiales, haciendo que su obra evolucione y cambie mucho a lo largo de los años. 'Fuente de la vida' es un ejemplo paradigmático de la primera etapa creativa de la artista, que abarca buena parte de la década de los años sesenta. En esta época, Muñoz empieza a experimentar con el patchwork y especialmente con el bordado, una técnica que le permite una libertad creativa casi absoluta. El estudio en profundidad de dos grandes bordados de la Edad media, el Tapiz de la Creación de Girona y el Tapiz de Bayeux, harán que sus obras, en buena parte todavía figurativas, se llenen de personajes, arquitecturas y escenas de aires medievales. Así lo vemos en 'Fuente de la vida', una pieza que tiene como elemento central protagonista la mítica fuente de la vida eterna. Su manantial octogonal se sitúa en el centro de una elaborada composición arquitectónica donde destacan la gran lonja abierta con arcos monumentales y el colorido pavimento de losas que rodea la fuente. Estas arquitecturas ficticias, de formas medievales y renacentistas, están habitadas por dos personajes singulares que forman parte de un imaginario onírico presente en muchas de las obras de Muñoz de este periodo, y que la misma artista definió con el concepto de "surrealismo mediterráneo".

El tapiz 'Fuente de la vida' es el resultado de un proceso creativo metódico, cuidadoso y totalmente artesanal que Aurèlia Muñoz aplicaba en todas sus obras. El primer paso hecho por el artista en la elaboración de este tejido es dibujar a escala el diseño que quiere trasladar al bordado de manera precisa y minuciosa, con todos los colores, elementos y detalles. Si se compara esta ilustración con la obra resultante se comprueba rápidamente la fidelidad casi absoluta entre el diseño original y la pieza acabada. No hay ningún detalle que sea fruto de la improvisación. En el traspaso del papel al tejido, la artista muestra un gran interés por el cambio de escala, uno de los retos a que se tiene que enfrentar. Sobre la tela de yute que le sirve de fondo de apoyo, Muñoz traslada el diseño dibujado con puntadas largas y prietas de lana de colores vivos, teñida por la artista manualmente. El bordado resultante destaca por su singular textura, relevo y luminosidad.

'Fuente de la vida' entró a formar parte de la colección del Museu Nacional gracias a la campaña de micromecenazgo impulsada por los Amigos ahora hace un año. Esta iniciativa permitió recoger los 15.000 euros necesarios para su adquisición gracias a las aportaciones de 150 donantes individuales. Este tapiz se puede ver actualmente a la exposición 'Anudar el espacio. Donación Aurèlia Muñoz' donde se muestra junto al conjunto de obras que la familia del artista ha dado al museo. Entre ellas hay el dibujo preparatorio para el tapiz 'Font de la vida'. La exposición 'Anudar el espacio' estará abierta en las salas de arte Moderno hasta finales de este año. Si todavía no la habéis visto, ¡no os la perdáis! Y si ya lo habéis visitado, no dejéis pasar la ocasión de volver a disfrutar de las obras de una de las artistas catalanas más reconocidas del siglo XX.

Más información de la obra, aquí.

Martí Casas i Payàs (@Tinet2puntzero)