Usted está aquí

Diario de la restauración #1

Lunes, 26 Septiembre, 2016

El pasado mes de julio anunciamos que la campaña de micromecenazgo “Salvemos el violinista” había finalizado con éxito. Gracias a las aportaciones de más de 250 mecenas, la excepcional escultura de Pablo Gargallo El violinista podrá volver a lucir, dentro de unos meses, en las salas del Museu Nacional.

La primera fase del proceso de conservación-restauración de la escultura consiste en la digitalización en tres dimensiones. Esta intervención tiene como principal objetivo detener las causas y atenuar los efectos de la corrosión que sufren las láminas de plomo que conforman la escultura. Las deformaciones de las planchas que cubren el alma de madera son bien visibles en el modelo virtual obtenido.

Este trabajo de escaneo en alta resolución, utilizando tecnología de última generación, se ha llevado a cabo en el plató fotográfico del Museu Nacional y ha permitido obtener una digitalización que documenta con la máxima fidelidad el estado de conservación inicial de la obra antes de proceder a su desmontaje. Esta documentación tridimensional facilitará el estudio minucioso de la técnica de ejecución, así como la observación de detalles no accesibles a simple vista.

Además, a partir del archivo digital 3D se ha obtenido un facsímil de la escultura, en formato reducido y de resina, mediante el cual, en una simulación de las planchas elaboradas en cera, se ha podido estudiar y poner en marcha la estrategia a seguir para cortar las diferentes piezas de plomo.

Paralelamente, se han preparado una serie de herramientas expresamente fabricadas para realizar los cortes del plomo con la mínima invasión de la obra original. El desmontaje de las planchas permitirá afrontar, en una siguiente fase, la eliminación de la corrosión y la estabilización del plomo.

Periódicamente os iremos informando sobre la evolución de la restauración. Una vez finalizada, todos los mecenas seréis invitados a un acto de agradecimiento en el que se os entregará un diploma acreditativo de vuestra participación.

Podéis recordar la propuesta de actuación en el post del blog del Museu Nacional ‘El violinista’ de Pablo Gargallo: una cuestión de incompatibilidad, donde el restaurador Àlex Massalles explica los detalles de la obra, el proceso de estudio y las intervenciones que se han diseñado para restaurarla.