Usted está aquí

La obra de la semana #11

Naturaleza muerta, #157
Viernes, 10 Junio, 2016

 

La obra de la semana es Naturaleza muerta, 3157, del fotógrafo mallorquín Toni Catany (1942-2013).
Toni Catany es una de las figuras más originales y singulares de la fotografía contemporánea. Nacido en Llucmajor, se dio a conocer como fotógrafo en Barcelona, donde se estableció el 1960. A pesar de vivir en la capital catalana, mantuvo siempre un contacto muy estrechado con Mallorca y sus recuerdos de niñez inspiraron muchas de sus creaciones. De hecho, por voluntad del artista la fundación que trae su nombre tiene la sede en Llucmajor. (http://www.fundaciotonicatany.cat/).
La obra de Catany, absolutamente personal e inconfundible, destaca por su calidad y complejidad técnica y por la gran fuerza poética de las imágenes, centradas sobre todo en cuatro grandes temas: los retratos, los desnudos, los paisajes y las naturalezas muertas. La fotografía que presentamos esta semana es un buen ejemplo de las naturalezas muertas realizadas por Toni Catany, un género que el artista contribuyó a renovar y revalorizar y que cultivó durante toda su vida.
En la obra de la semana, el fotógrafo nos muestra un grupo de membrillos y de flores dispuestos sobre una plata metálica que los refleja. Tanto los membrillos como las flores ya han empezado a oxidarse y han perdido la frescura de cuando los cosecharon. Flores y frutas echadas a perder aparecen constantemente en las naturalezas muertas de Catany y sirven al artista para hacernos reflexionar sobre la fragilidad de la vida y sobre el paso del tiempo. También evocan imágenes de su niñez en Llucmajor.
La semana pasada varios grupos de Amigos del Museo Nacional pudimos visitar la exposición que la Fundación Cataluña - La Pedrera dedica al fotógrafo. La muestra, titulada Toni Catany. Cuando ir era volver, se puede visitar hasta el 17 de julio.

 

Más información acerca de la obra aquí.

Martí Casas i Payàs (@Tinet2puntzero)