Usted está aquí

Obra de la semana #188

El mes de mayo
Lunes, 4 Mayo, 2020

La obra de la semana es 'El mes de mayo' (entre 1635-1640), del pintor barroco español Antonio Ponce (hacia 1608-1677).

Este espléndido y colorido bodegón de Antonio Ponce nos presenta un amplio repertorio de flores, frutas y verduras que, como nos indica la inscripción del extremo inferior izquierdo del cuadro, se cultivan o cosechan en el mes que acabamos de estrenar. La composición, muy simple, se articula a partir de dos planes expositivos ligeramente separados en profundidad sobre los cuales se disponen los diferentes recipientes rebosantes de productos de la tierra. A pesar de la diversidad de elementos que llenan el bodegón, las flores tienen un protagonismo absoluto, tanto por el amplio espacio que ocupan en el cuadro como por el mayor tamaño y vistosidad de los receptáculos donde se disponen.

En el estante más próximo al espectador, situado a mano derecha y cubierto con un manto rojizo, encontramos en el centro un magnífico jarrón de bronce dorado y cristal verde rellenado de lirios, tulipanes, peonías, claveles y una bola de nieve medio oculta en la penumbra. Este espléndido repertorio floral es flanqueado a mano izquierda por un plato metálico repleto de higos verdes y negros, mientras que al otro lado encontramos una cesta de mimbre llena a rebosar de cerezas y judías. A ambos lados de este recipiente, una alcachofa y dos judías solitarias, sobresaliendo en escorzo sobre el vacío, completan la composición de este estante.

A la izquierda de la composición, en un segundo plano ligeramente más atrasado en un juego de perspectivas no muy bien conseguido, vemos una barandilla de piedra sobre la cual se dispone una gran cesta de mimbre llena de las mismas flores que encontramos en el jarrón. A pesar de que las especies sean las mismas, se observa una clara diferencia entre los ejemplares de un plano y los del otro: las flores dispuestas dentro del lujoso jarrón son las más frescas y exuberantes, mientras que en el cesto de mimbre encontramos las más mústias y pasadas. Es probable que esta diferencia de estados entre las flores, además de marcarnos la jerarquía entre los dos planos, sirva al artista para recordarnos la brevedad y fragilidad del estallido de la belleza en la vida humana, una de las lecciones morales que querían transmitir los bodegones de la época barroca.

'El mes de mayo' es un buen ejemplo de la tipología de bodegones de temporada, donde las flores, frutas o verduras que aparecen quieren ser representativas del periodo que ilustra el cuadro. Las series podían estar dedicadas a las cuatro estaciones, los doce meses del año o la comida característica de las principales fiestas del calendario litúrgico. En este caso, el cuadro que presentamos formaba parte de una serie dedicada a los meses del año que actualmente se encuentra dispersa en diferentes colecciones.

Su autor, Antonio Ponce, es un artista con una trayectoria no muy muy documentada. Hijo de Francesc, nacido en Manresa, fue discípulo durante tres años del célebre pintor de bodegones Juan van der Hamen. A pesar de que sus obras inicialmente estaban muy vinculadas al estilo del maestro, su pintura adoptó progresivamente una personalidad propia. 'El mes de mayo' ingresó en el Museu Nacional en 2015, junto con 19 bodegones más procedentes de una colección privada, para las que, en agradecimiento, se dedicó la exposición 'Incólume. Bodegones del siglo de oro'.

Más información de la obra, aquí.

Martí Casas i Payàs (@Tinet2puntzero)