Usted está aquí

Obra de la semana #189

Retrato de Salvador Dalí
Lunes, 11 Mayo, 2020

La obra de la semana es 'Retrato de Salvador Dalí' (1973 (tirada 2014), del fotógrafo Antoni Bernad, nacido en Barcelona en 1944. Con esta fotografía queremos celebrar el cumpleaños de Salvador Dalí, que nació un día como hoy de 1904.

La fotografía de Salvador Dalí hecha por Antoni Bernad es una de las imágenes más icónicas y singulares del célebre pintor ampurdanés. Dalí, vestido con una larga túnica blanca con bordados, sostiene sobre las rodillas un joven estirado y totalmente desnudo con una larga cabellera. El pintor, con su expresión altiva característica y los famosos bigotes largos y curvados, sostiene con los dedos de una mano el cuello de la túnica y con la otra se toca el costado. La composición, atrevida y controvertida, se inspira en una de las esculturas más reconocidas del arte occidental: la famosa 'Piedad' de Miguel Ángel que se conserva a la basílica del Vaticano de Roma. En el particular homenaje de Bernad, Salvador Dalí ocupa el lugar de la Virgen María, mientras que la figura de Cristo ha sido sustituida por un joven modelo anónimo.

Esta imagen singular es fruto de la complicidad que nació en París entre Antoni Bernad y Salvador Dalí. El fotógrafo, que residía en la capital francesa desde finales de los años sesenta, conoció al pintor e hizo mucha amistad con él. Iban juntos al teatro y a otros espectáculos que se hacían en la ciudad. A raíz de un encargo de la revista Vanity italiana, Bernad decidió hacer un retrato de Dalí que fuera realmente especial. Fotógrafo y pintor empezaron a pensar ideas y concibieron el retrato conjuntamente, inspirándose en la famosa composición de la escultura de Miguel Ángel. El modelo desnudo que acompaña Dalí fue escogido en un casting y se llama Oriol. El pintor participó de manera entusiasta en el proyecto y su única queja fue para reclamar a Bernad que se apresurara a hacer la fotografía porque con el peso del joven le dolían las rodillas.

Antoni Bernad es uno de los fotógrafos catalanes más reconocidos de la segunda mitad del siglo XX. Licenciado en Bellas artes, empezó a abrirse camino profesionalmente como dibujante, pero la fascinación por las revistas de moda lo llevó a iniciarse en el campo de la fotografía de manera prácticamente autodidacta. Su larga trayectoria como fotógrafo se inició en París en 1966 y se ha centrado principalmente en dos ámbitos: la fotografía publicitaria, haciendo sesiones para revistas de moda, una de sus grandes pasiones, y el retrato, un campo en el cual ha conseguido auténticas obras maestras. Entre sus retratos más célebres hay las sesiones que hizo por iniciativa propia a muchas personalidades de la cultura catalana marginadas por la dictadura, que reunió en 1984 en el libro titulado Catalanes. El secreto de sus instantáneas es conseguir generar una gran complicidad con el retratado, para que este se relaje ante la cámara, se muestre tal como es y poder captar así su alma y su yo más íntimo y más auténtico.

Más información de la obra, aquí.

Martí Casas i Payàs (@Tinet2puntzero)