Usted está aquí

Obra de la semana #201

Santo diácono
Lunes, 7 Septiembre, 2020

La obra de la semana es 'Santo diácono' (hacia el 1300), una escultura anónima procedente del Valle de Aran y vinculada al taller artístico de la antigua catedral de Santo Bertran de Comenge.

Esta bella imagen, tallada en madera de abedul y con restos de policromía, nos muestra un joven santo diácono sentado, vestido con las ropas propias de su condición de ayudante del obispo. El personaje, quizás el protomártir san Esteve, tiene levantada la mano derecha con gesto de bendecir, mientras que con la izquierda nos muestra un libro abierto, probablemente la Biblia o el Evangelio. La talla es una obra de gran calidad que presenta los rasgos característicos de los inicios del arte gótico. A pesar de que la escultura todavía mantiene la rigidez y el hieratismo propios del arte románico anterior, el artista que la talló intenta alejarse de las formas del pasado dotando la figura de un gran naturalismo, unas facciones gráciles y armónicas y un gran sentido de la monumentalidad.

El 'Santo diácono' forma parte de un grupo de tallas sedentes de madera que constituyen una de las manifestaciones más interesantes de los inicios de la escultura gótica en Cataluña. Estas imágenes, cinco de las cuales se conservan en el Museu Nacional, están estrechamente relacionadas entre ellas porque tienen rasgos estilísticos próximos y comparten un origen común: la mayoría provienen de diferentes localidades del Valle de Aran. El vínculo entre las esculturas se observa sobre todo en la manera similar de resolver los rasgos fisionómicos y los pliegues de las ropas. El hecho que una de estas imágenes, una santa no identificada, conserve una inscripción que dice que fue hecha "en el convento de Santo Bertran" ha permitido vincular este grupo de obras con el taller catedralicio de Santo Bertran de Comenge, diócesis a la cual perteneció el Valle de Aran hasta el año 1805.

Más allá de la calidad de su talla, el 'Santo diácono' es una escultura especialmente interesante porque hace pocos años se descubrió que no se trataba de una imagen de culto aislada sino que había formado parte de un retablo-tabernáculo de estructura bastante compleja. El 2014 se encontraron en la iglesia de Santa Maria de Cap de Aran diferentes elementos de madera que habían formado parte de un baldaquino de época moderna pero que, por la decoración que presentaban, era evidente que tenían un origen más antiguo. Después de restaurarlos y estudiarlos, se descubrió que constituían aproximadamente la mitad de un antiguo retablo-tabernáculo medieval. Este mueble originariamente estaba constituido por una capillita o tabernáculo central de base cuadrada, que tenía a ambos lados dos pares de puertas o alas articuladas que cerraban el tabernáculo tanto por los lados como por la parte frontal, ocultando totalmente la imagen sagrada que se guardaba en el interior. Estas alas estaban divididas en diferentes compartimentos que alojaban bajos relieves de madera de los cuales no se ha conservado ningún vestigio. Sí que se ha conservado, por el contrario, el tablón del fondo del tabernáculo. Gracias a las medidas y a la decoración de este fragmento se ha podido deducir que la imagen central de este mueble era justamente el santo diácono que se conserva en el Museu Nacional. Esto ha permitido saber que esta talla procede de Santa Maria deCap de Aran, a pesar de que años más tarde se trasladó a San Esteve de Tredòs.

El tipo de retablo-tabernáculo del cual formaba parte la escultura que presentamos es insólito en Cataluña porque prácticamente no se han conservado ejemplos similares. Por el contrario, se sabe que es un tipo de mueble litúrgico que fue bastante abundante en todo Europa durante el siglo XIII, especialmente en el norte y particularmente en Suecia. Justamente, el ''Santo diácono' se encuentra actualmente cedido en la exposición 'Nort&Sud' del Museo Episcopal de Vic, una muestra muy interesante con obras de gran calidad donde se explican los vínculos artísticos entre Cataluña y Noruega, el sur y el norte de Europa, en la Edad Media. Esta exposición ha permitido exponer juntos por primera vez la escultura del santo diácono con el retablo-tabernáculo del cual había formado parte. Las dos piezas se podrán ver juntas en Vic hasta el próximo 15 de septiembre.

Más información de la obra, aquí.

Martí Casas i Payàs (@Tinet2puntzero)