Usted está aquí

Del museo me emociona la Virgen de los Ángeles de Pere Serra, una tabla que originalmente formaba parte de un retablo. Me gusta porque es una pieza dulce y refinada de la pintura gótica catalana de estilo italianizante del siglo xiv, con un rico cromatismo con el dorado característico de la época en el marco y en los nimbos de las figuras celestiales y el azul intenso de ultramar reservado para el manto de la Virgen. Esta obra me evoca armonía y serenidad con unos ángeles músicos fascinantes que parece que estén tocando música de verdad, y me crean la mágica ilusión de que puedo llegar a escuchar su melodía...

Y vosotros, ¿podéis oír su música?

Mònica S. B. (Amiga del Museu Nacional d'Art de Catalunya desde 2007)