Usted está aquí

El día después de nuestra boda nos hizo ilusión ir al MNAC para hacernos mutuamente un regalo sorpresa: contemplar dos fantásticas obras que fueran significativas en una fecha tan especial. Ramon eligió La vicaría, de Mariano Fortuny, donde se representa la firma de un contrato matrimonial, y yo San Jorge y la princesa, anónimo del siglo xv, porque nos casamos el día de San Jorge.
¡El museo forma parte de nuestra vida y lo sentimos muy nuestro!

Teresita Sallent Andreví y Ramon Garcia Gascón i Morera (Amics del Museu Nacional d'Art de Catalunya des de 2005)